Durante la XII Reunión Extraordinaria del Consejo Mercado Común del Sur (MERCOSUR), el ministro de Finanzas argentino Martín Guzmán brindó declaraciones al resto de los representantes de los países integrantes del organismo sobre el presente y un futuro donde la integración sea un “medio y no como fin”.

“Estamos de acuerdo con que teníamos un MERCOSUR dormido, y es importante despertar al MERCOSUR. Aquí se está despertando, y es importante que sea un buen despertar que avance en sobre la base de consensos, reconociendo el momento histórico de pandemia que se está viviendo”, comenzó destacando Guzmán.

“La pandemia es un shock sin precedentes en la historia del capitalismo moderno. Nos deja un manto de incertidumbre muy grande. Por eso tenemos que hacer política económica, comercial y como bloque, entendiendo que esa incertidumbre está presente y que para dar pasos más firmes hay que ir construyendo con una audacia responsable y equilibrada, poniendo énfasis en los puntos en los que hay acuerdo”, continuó.

“Hay un gran valor al trabajar como bloque, que requiere reconocer que hay asimetrías. Argentina reconoce las distintas situaciones que están experimentando los distintos países del bloque” y la necesidad de “construir equilibrios que den condiciones de mayor prosperidad e impulsen comportamientos responsables. Por eso es importante reconocer la necesidad de la flexibilidad para lidiar con esas situaciones. Pero también es fundamental no olvidar que a la integración la estamos pensando como un medio para el fin del desarrollo”, agregó el Ministro.

“Como bloque nos debemos una discusión más profunda sobre el camino propicio para la prosperidad de nuestros pueblos. La prosperidad, para nosotros, es un camino al desarrollo que incluya un dinamismo productivo; mayor competitividad y mayor productividad”, subrayó.

“Pero fundamentalmente, que de ello se beneficien todos los integrantes de nuestra población. Es decir, que el crecimiento económico sea inclusivo, que venga acompañado de una equidad sobre cómo se distribuyen los beneficios de ese crecimiento”, dijo.

“Ese crecimiento debe darse en un marco de estabilidad, que permita que los procesos de desarrollo puedan tener continuidad en el tiempo. Para ello, estamos de acuerdo en que la integración es de fundamental importancia, pero la integración como medio y no como fin”, resaltó.

Por estas razones, “la integración de la cadena de valor es fundamental para poder propiciar mayores niveles de productividad, y para poder elevar los niveles de las exportaciones. Ese crecimiento es una condición necesaria para que nuestros países cuenten con las condiciones para un crecimiento sostenible en las economías y en sus mercados internos. Eso es algo que como bloque nos debemos”, argumentó Guzmán.

“Necesitamos una integración apropiada que entienda qué nos da y que nos quita en términos de trabajo, del crecimiento de la productividad y estabilidad macroeconómica cada una de las políticas comerciales que como bloque propiciamos”, mencionó, para luego destacar la importancia que una “agenda de desarrollo tiene que encarar el problema de la sustentabilidad ambiental. Como bloque, la integración con el resto del mundo va a ser más positiva si la sustentabilidad ambiental es tenida en cuenta a la hora de diseñar nuestras políticas”.

Todos los Estados Nación mencionados en la reunión como casos exitosos son países en los cuales el Estado tuvo un rol muy importante desde el diseño de políticas comerciales y económicas vistas como medios, y el diseño de políticas productivas que diesen lugar a mayor productividad, generación de trabajo, y para mantener ciertos equilibrios”, sostuvo.

“El sendero de desarrollo que han seguido esos Estados Nación, y que nosotros debemos construir como bloque, se contrapone a la idea de una mano invisible que por sí sola resuelve los problemas”, remarcó.

“Consideramos que no avanzar y no hacer nada sería contraproducente. Vemos las diferencias, pero vemos que hay puntos de acuerdo, y lo importante es avanzar sobre esos puntos de acuerdo para ir construyendo un MERCOSUR más moderno y adaptado a la necesidad del desarrollo de nuestras naciones”, concluyó Guzmán. (Mecon/ValorLocal)