Este miércoles y luego de una sesión maratónica, la Cámara de Diputados dio la media sanción restante para que haya nueva Ley Ovina. Luego de tres meses de espera, a partir del dictamen de comisión que estaba vigente y con la anterior ley vencida desde el abril de esta año, ahora, la actividad tendrá otra proyección productiva.

La nueva norma establece que por un plazo de 10 años, el Poder Ejecutivo deberá incluir en el Presupuesto Nacional un monto anual a integrar en el “Fondo Fiduciario para la Recuperación de la Actividad Ovina” de 850 millones de pesos.

Desde el oficialismo destacaron que este proyecto tiene como objetivo la promoción, consolidación y el crecimiento de la actividad ovina, incorporando la experiencia acumulada de los años anteriores.

Respecto a la necesidad de contar con la norma,  Marcos Williams, integrante de la Mesa Ovina Nacional (MON) e integrante de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) había manifestado que, “la actualización de la norma debe contemplar aspectos importantes que el mercado y la producción agropecuaria que impone en estos nuevos tiempos. Bienestar animal, cuidado de los pastizales, producción sustentable y amigable con el medio ambiente, mejoras en la productividad, entro otras”, amplió el integrante de la Mesa.

(Fuente: Infocampo)