El dólar libre terminó operado este viernes a $157, sin variantes, mientras que en mayo exhibe una cierta reacción alcista de cuatro pesos o 2,6 por ciento.

El dólar “blue” fue una mala opción inversora en los primeros cinco meses del año: aún es operado unos nueve pesos o 5,4% por debajo de los $166 en que terminó cotizado el 2020.

De todos modos, la voluntad del Banco Central de retrasar el alza del tipo de cambio oficial, ante los temores de una aceleración inflacionaria que amenaza escaparse al 50% anual, produce una ampliación de la brecha cambiaria aún cuando el dólar en todos los segmentos corre detrás de la dinámica alcista de los precios de bienes y servicios.

Este viernes, el dólar mayorista subió tan solo tres centavos, a $94,56, para acumular un avance de un peso o 1,1% en el quinto mes del año. En 2021 el precio del billete interbancario progresó 12,4%, muy atrás de la inflación acumulada por encima del 18 por ciento.

<b>La brecha cambiaria entre el dólar mayorista y el libre alcanza el 66%, mientras que con el liqui llega al 74,7%</b>

Las cotizaciones que más suben son las bursátiles, al igual que el “blue”, ajenas al cepo cambiario. El “contado con liquidación” y el MEP avanzaron por onceava sesión consecutiva, a $165,24 y $160,08, respectivamente, En mayo suben un 6,2%, mientras que en lo que va de 2021 se acercan a lo que fue la tasa de inflación acumulada, con un 17,8 por ciento.

De esta forma, la brecha cambiaria se sostiene en niveles elevados y todavía preocupantes para un normal funcionamiento de la economía, pues no logra despejar las expectativas de devaluación ni la distorsión en la formación de precios de bienes con componente importado.

La brecha entre el dólar mayorista y el libre alcanza el 66% y se amplía al 74,7% cuando se la mide respecto del “contado con liqui”.

Las continuas intervenciones compradoras del Banco Central en el mercado mayorista posibilitaron una mejora sustancial en las reservas internacionales. La autoridad monetaria acumula compras por casi USD 2.100 millones en el mes, siendo el mayor nivel de adquisiciones desde noviembre de 2019.

En seis meses, a partir de diciembre del año pasado, el saldo neto a favor del Central asciende a más de 6.300 millones de dólares.

En el mismo sentido, las reservas internacionales se incrementaron el jueves en USD 65 millones y finalizaron en USD 41.785 millones, el stock más grande desde el 28 de septiembre del año pasado.

El BCRA habilitó a los bancos a migrar parte de los encajes que tienen en Letras de Liquidez (Leliq) a bonos del Tesoro en pesos con una duration mínima de 180 días. La intención con esta medida es llevar mayor liquidez al mercado de deuda pública, frente al abultado calendario de vencimiento que el Gobierno deberá enfrentar .

De acuerdo al BCRA, en el primer trimestre de 2021 los indicadores de rentabilidad agregados del sector financiero se mantuvieron en niveles positivos, por debajo de los registros de 2020. En el acumulado de los doce meses a marzo, los resultados integrales en moneda homogénea del sistema financiero alcanzaron 1,9% del activo (ROA) y 12,7% del patrimonio neto (ROE).

 (Fuente: Infobae)