La Entidad Binacional inició el operativo “Ventana de agua” tras un acuerdo con la hidroeléctrica Itaipú, de Brasil y Paraguay. Se debe a la bajante histórica que experimenta el río por falta de lluvias en las altas cuencas.

La Entidad Binacional Yacyretá (EBY) inició el operativo “Ventana de agua” con el que a través de un acuerdo con la hidroeléctrica Itaipú, de Brasil y Paraguay, se pueda incrementar el caudal del río Paraná con el objetivo de garantizar la navegación mediante la esclusa que atraviesa la central ubicada en Corrientes, se informó oficialmente.

Un total de siete remolcadores con más de 50 barcazas que transportan productos de exportación atravesaron la central hidroeléctrica de Yacyretá en la ciudad correntina de Ituzaingó, luego de que se incrementara el nivel del río Paraná y entrara en operaciones la esclusa.

Así lo informó la EBY, cuyo director ejecutivo por la parte argentina, Ignacio Barrios Arrechea, verificó el inicio del operativo Ventana de Agua para el funcionamiento de la infraestructura que se puso en marcha mediante la subida del río Paraná, gracias al acuerdo alcanzado con Paraguay y Brasil.

“Las binacionales Itaipú y Yacyretá coordinaron el aumento del caudal del río Paraná”, informó la EBY, que aclaró que “esta medida es excepcional y se extenderá hasta el 31 de mayo próximo”.

En tanto, se explicó que la decisión está motivada por “la bajante histórica que experimenta el río por falta de lluvias en las altas cuencas”.

Durante la primera jornada, cinco remolcadores de empuje con alrededor de 50 barcazas cargadas con cereales pudieron cruzar hacia aguas abajo de la represa y continuar con la navegación hacia los puertos de exportación.

En tanto, otros dos remolcadores con sus barcazas pasaron la esclusa vacíos, con destino a los puertos del Alto Paraná para cargar allí soja y otros cereales.

“El operativo Ventana de Agua permitirá la navegación de los convoyes aguas abajo y arriba de la represa, además de incrementar la generación eléctrica del complejo Yacyretá, también afectada por el escaso caudal del río Paraná de los últimos dos años”, explicó la EBY.

En el puerto de Ituzaingó el Paraná midió en la tarde de este jueves 70 centímetros de altura, una variación positiva de 37 centímetros registrada en las últimas 24 horas según el registro de la Prefectura Naval Argentina.

El 1 de abril en un lapso de 12 horas el Paraná en ese sector pasó de un metro a 70 centímetros de altura y la bajante no tuvo freno hasta la actualidad, al punto de alcanzar un piso de cinco centímetros el 17 de mayo, según indica el guarismo de la medición diaria de la Prefectura. (Fuente: Télam)