El PBI de Estados Unidos aumentó 1,6% durante el segundo trimestre de 2021

El Producto Bruto Interno (PBI) de los Estados Unidos creció 1,6% durante el segundo trimestre, en comparación con los primeros tres meses de 2021 y acumuló un alza de 3,1% durante la primera mitad del año, informó la Oficina de Análisis Económico (BEA por sus siglas en inglés) del Departamento de Comercio de ese país.

Si se compara el avance de abril-junio de modo interanual, el PBI creció un 6,5%, un registro mejor que el 6,3% que se registró en enero-marzo contra igual período de 2020.

La actividad económica de Estados Unidos ya se sitúa un 0,8% por encima del cuarto trimestre de 2019 (previo a la pandemia de Covid-19), aunque el repunte es menor al previsto, de 8,4% interanual.

La inversión privada doméstica cayó 3,5%, por la retracción en el sector residencial, el aumento de importaciones y la baja en el gasto gubernamental federal

“El aumento del PBI del segundo trimestre reflejó la continua recuperación económica, la reapertura de establecimientos y la continua respuesta del Gobierno relacionada contra la pandemia”, explicó el Departamento de Comercio.

La inversión privada doméstica cayó 3,5%, por la retracción en el sector residencial, el aumento de importaciones y la baja en el gasto gubernamental federal.

En tanto, el gasto de los consumidores, impulsado por los programas de beneficios del Gobierno, subió 11,8%, de acuerdo a los cálculos oficiales, y fue uno de los grandes motores de la expansión del Producto Bruto, junto a las exportaciones y el gasto de los gobiernos locales.

La Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento del Trabajo informó que la cifra semanal de pedidos de subsidios por desempleo disminuyó a 400.000, frente a 424.000 la semana anterior

El consumo, la campaña de vacunación y el fin de las restricciones también se reflejaron en la caída de la tasa de ahorro, que disminuyó 10,9%.

La finalización de los beneficios otorgados por el Estado, la propagación de la variante Delta, los problemas de insumos en la cadena de producción y el mercado laboral que todavía no alcanzó su solidez previa a la pandemia, son algunos de los problemas que afrontará la economía estadounidense en el corto plazo, indicó el Gobierno de EEUU.

La Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento del Trabajo informó que la cifra semanal de pedidos de subsidios por desempleo disminuyó a 400.000, frente a 424.000 la semana anterior.

Si bien la cifra todavía no arribó a los niveles previos de la pandemia (de 205.000 solicitudes), y aún supera los 368.000 pedidos en la última semana de junio, se observa una disminución notable frente a los 6,8 millones de pedidos al comienzo de la pandemia en la última semana de marzo de 2020.

(Fuente: Télam)