El BCRA debió aportar USD 70 millones a la oferta y sacrificar reservas, en una rueda donde una creciente demanda se vio reflejado en un muy importante monto negociado en el segmento de contado (spot), donde se transaron unos USD 828,1 millones, máximo en más de dos años.

“El volumen operado hoy en el segmento de contado es el más alto para una rueda desde octubre de 2019″, mencionó Gustavo Quintana, agente de PR Corredores de Cambio. Agregó que la “inminencia del fin de mes y anticipos de adecuación a las nuevas normas impactaron en el volumen negociado en el segmento de contado”.

Con las ventas de este lunes, el Banco Central acumula un saldo neto negativo de unos USD 754 millones en lo que va de noviembre por su intervención en el mercado oficial, para atender a una demanda firme, particularmente de importadoras.

Está previsto que esta semana los bancos empezarán a equilibrar sus posiciones en dólares, para adaptarse a la nueva regulación comunicada por el Banco Central y así alinearse con el nuevo máximo de contado que deberán registrar en sus balances.

El BCRA resolvió que aquellas entidades financieras que tengan una Posición Global Neta (PGN) con excedente de divisas, deberán venderlas y así reducirlas del 4% a 0%, según la Comunicación “A7405″, aunque desde el Banco Central aclararon que no está contemplado que esta iniciativa implique una liquidación de tenencias de los bancos.

“Hay bancos que estaban pasados (de dicha PGN) y muchos más que estaban abajo. La medida no se hizo para que vendan sino para equilibrar el sistema. Hasta noviembre, con la primera medida, los bancos podían comprar unos USD 1.000 millones. Eso fue lo que se frenó, congelando la ‘foto’. Ahí habían quedado algunos bancos con PGN positiva y otros negativa. Ahora se reequilibró y todos pasan a PGN cero”, explicaron desde la entidad monetaria.

El BCRA aclaró que las nuevas medidas no tienen impacto sobre los depósitos de los ahorristas, pues son un pasivo de los bancos que deben estar calzados

“Los bancos que estén excedidos tendrán que vender en el mercado de cambios, no al BCRA. En el mercado compran y venden todas las empresas y bancos. En ese mercado comprarán los bancos que estén por abajo. Y el BCRA participa equilibrando demanda y oferta”, añadieron.

La norma dispone que la PGN de moneda extranjera no podrá superar el importe equivalente al 0% de la Responsabilidad Patrimonial Computable (RPC) del mes anterior al que corresponda. Además, los bancos no podrán acumular reservas en divisas por encima de los depósitos de terceros, por lo que los dólares tendrán que colocarse en encajes en el BCRA o prestarse a exportadores.

A través de un comunicado, la entidad precisó que “las decisiones que tomó el Banco Central la semana pasada referidas a la posición de cambio de las entidades financieras no tienen ningún efecto sobre los depósitos en dólares en el sistema ni con los activos que los respaldan”.

Por la nueva normativa, los bancos deben tener una posición de cambio neutra: algunos están excedidos, pero otros que estén por debajo podrán comprar divisas

“Los bancos deben tener una posición de cambio neutra, justamente los depósitos al ser un pasivo para las entidades deben contar con respaldo en inversiones en esa moneda. Todos los depósitos en moneda extranjera cuentan con activos en la misma moneda que los respaldan”, subrayó el BCRA. Y acotó que “existe una normativa específica con más de 20 años de vigencia que exige particularmente que los depósitos en dólares estén respaldados con activos en dólares. Las entidades financieras, además, cuentan con una liquidez récord en dólares y en pesos”.

No hay impacto sobre los depósitos de los ahorristas

Las fuentes de la entidad monetaria enfatizaron que “no tiene impacto sobre los depósitos de los ahorristas”, debido a que “los depósitos en dólares son un pasivo”. Y en ese aspecto, “la norma dice que los activos como contrapartida de ese pasivo tienen que estar depositado en el BCRA, prestado al exportador en dólares cash”.

“Por definición, un depósito es neutro. No toca PGN en términos netos. Ya no van a poder tener una PGN positiva, fuera de los depósitos que decidan tener los bancos (un Treasury, un depósito en Nueva York), y van a tener que comprar un futuro. No pueden estar largos en spot, pueden estar largos en futuros. Entonces, los bancos que estén positivos van a tener que vender y comprar una Leliq o un Pase o lo que quieran y quedar largo en futuro que es el más 5% que está por normativa desde hace varios años”, puntualizaron desde el BCRA.

Un banco nunca puede tener PGN negativa por depósitos. Pero puede tener PGN negativo por inversiones. Por ejemplo emitir una ON en dólares tomadas en el exterior o en el mercado local que vence en cinco años. Puede decir ¿por qué voy a tener ese activo si lo tengo que pagar en X años? Vende los dólares para generar, por ejemplo, recursos para financiar créditos y eso genera una PGN negativa, que ahora puede cubrir a cero, es decir, quedar en equilibrio sin descalce”, completaron desde el Central.

Dólares muy escasos

Cabe recordar que el jueves de la semana pasada, en una medida que llenó de incertidumbre al sector turístico, el BCRA limitó el financiamiento de las compras en cuotas con tarjetas de crédito de pasajes y servicios al exterior como alojamientos, excursiones y alquiler de transporte, entre otras, tanto en forma directa o abonadas a través de agencias de viajes, plataformas web u otros intermediarios.

La medida fue adoptada a través de la Comunicación “A” 7407 y rige desde el pasado viernes 26. “Las entidades financieras y no financieras emisoras de tarjetas de crédito no deberán financiar en cuotas las compras efectuadas mediante tarjetas de crédito de sus clientes –personas humanas y jurídicas– de pasajes al exterior y demás servicios turísticos en el exterior (tales como alojamiento, alquiler de auto, etc.), ya sea realizadas, en forma directa con el prestador del servicio o indirecta, a través de agencia de viajes y/o turismo, plataformas web u otros intermediarios”, expresó el BCRA en el documento.

La medida busca desalentar la compra de paquetes al exterior dado que, entre 2011 y 2020, la Argentina sufrió un importante déficit comercial por cuenta turística que se tradujo en una salida de divisas de volumen considerable.

(Fuente: Infobae)