La nueva gestión del el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA) bajo la supervisión de Enrique Cresto cumple dos años caracterizados por la puesta en marcha de más de mil obras que incrementan el acceso federal al agua y saneamiento. Políticas ambientalistas, acciones inclusivas y un proyecto de ley que busca la cobertura total de agua potable son algunos de los hitos alcanzados por esta administración.

Desde 2020 el ENOHSA y el Ministerio de Obras Públicas de la Nación instrumentaron de manera conjunta diversas tareas de diagnóstico en diferentes provincias y municipios. La elaboración junto con gobernadores e intendentes del “Mapa Federal de Agua y Saneamiento” resultó central en la búsqueda por garantizar el acceso universal y equitativo a ambos recursos.

De esta forma la cartera dirigida por Gabriel Katopodis y el organismo que administra Enrique Cresto consiguieron quintuplicar el presupuesto de inversión y financiamiento en obras, lo cual permitió alinear los trabajos del ENOHSA con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). La iniciativa propone alcanzar en 2030 la cobertura total de agua potable y del 80 por ciento de los servicios de saneamiento.

Más de 1.000 obras en marcha

Cuando Enrique Cresto comenzó su gestión como administrador del ENOHSA a principios de 2020, el organismo apenas trabajaba sobre once frentes en todo el país. En contraste, a finales de 2021, sumaba 157 obras finalizadas, 87 ejecutadas y otras 462 iniciadas. Actualmente están en marcha más de 1.000 proyectos en todo el territorio nacional. Estas tareas crearon más de 17.000 puestos laborales.

En ese sentido, Cresto sostuvo: “Por iniciativa del presidente Alberto Fernández y el ministro de Obras Públicas Gabriel Katopodis encaramos el desafío de desarrollar más de mil obras en todo nuestro país”. Y añadió: “Estamos muy orgullosos de los trabajos realizados y vamos a mantener el compromiso que pactamos a nivel federal para democratizar el acceso al agua y saneamiento, para saldar la deuda hídrica y construir juntos una sociedad cada día más inclusiva, más justa”, expresó el administrador del Ente.

Cuando el mundo se vio sorprendido por la amenaza del coronavirus, el ENOHSA continuó con su trabajo. Tomó los recaudos necesarios y permaneció en constante movimiento. Desarrolló obras hídricas y cloacales en cada rincón de la Argentina para mejorar la calidad de vida de las personas frente a la pandemia. Les acercó, entonces, un recurso indispensable para sortear la crisis sanitaria impuesta por el Covid-19.

Entre los trabajos destaca el Segundo Acueducto para el interior del Chaco, que se extiende por más de 500 kilómetros y podrá abastecer de agua potable a 683.000 habitantes de esa provincia. También reviste gran importancia la Planta Depuradora de Líquidos Cloacales de Córdoba, que beneficiará a 700.000 usuarios y usuarias del servicio.

Estos proyectos se suman a aquellos finalizados durante 2020, cuando el organismo ejecutó 48 obras a nivel nacional. En provincia de Buenos Aires, por ejemplo, concluyó el Sistema Acueducto Oeste Etapa 1 de Mar del Plata, que mejora la calidad de vida de 539.329 argentinos y argentinas. En tanto terminó la Planta de tratamiento de líquidos cloacales de Villa La Angostura, en Neuquén, que alcanza a unas 13.000 personas.

En esta gestión, el ENOHSA avanzó en el financiamiento de más de 900 obras. De este modo, en 2021, se concretaron 256 acuerdos dentro del “Programa Federal de Saneamiento” (PROFESA), 275 mediante el “Plan Argentina Hace” y otros 35 a través del “Programa de Asistencia en Áreas con Riesgo Sanitario” (PROARSA).

Trabajos conjuntos

Las distintas articulaciones que el ENOHSA coordina con organismos de foco regional resultaron fundamentales para llevar adelante los diferentes proyectos. Por ejemplo, en 2020 firmó un acuerdo de asistencia con Agua y Saneamientos Argentinos (AySA) para desarrollar obras en zonas que estaban desvinculadas de la red de esta empresa pública. La rúbrica fue encabezada por Cresto y la presidenta de AySA, Malena Galmarini.

Por otro lado, en diciembre pasado el jefe de Gabinete de Ministros de la Nación Juan Manzur y el administrador de ENOHSA inauguraron las oficinas centrales de la Delegación Mesopotámica del organismo en Villaguay, provincia de Entre Ríos. Los acompañaron el gobernador Gustavo Bordet, entre otros funcionarios y funcionarias. Cabe destacar que desde allí también se atenderán las demandas de las provincias de Corrientes y Misiones.

Política ambiental

Además de mejorar la calidad de vida de las personas en lo que respecta a la salud, la educación y el bienestar de las comunidades, las obras de agua y saneamiento tienen un impacto positivo en el ambiente. Sus ventajas se aprecian con mayor claridad a partir de proyectos como el nuevo Módulo de Ampliación a la Planta Depuradora de San Carlos Bariloche, que cesará el vuelco de efluentes sin tratar en el lago Nahuel Huapi.

El ENOHSA participó también de distintos eventos internacionales que abordaron la problemática del agua, la justicia hídrica y el acceso a dichos recursos. Se sumó por ejemplo al ciclo de foros virtuales “Del derecho al agua al derecho a la esperanza” y a la “Brazil Water Week”, entre otras propuestas.

En ambos encuentros Enrique Cresto disertó sobre el derecho al agua y la necesidad de elaborar un nuevo marco normativo que brinde una solución a la cruda realidad que cursan 8 millones de argentinos y argentinas que todavía no tienen acceso a los recursos hídricos.

Ley de Acceso al Agua y Foros Federales

El proyecto de “Políticas Públicas Federales para el Acceso al Agua y el Saneamiento” fue creado para solventar la falta de regulación, concientización e implementación de políticas de Estado que busquen reparar la denominada “injusticia hídrica”. Su transformación en ley permitiría alcanzar las metas de la Agenda 2030 de los ODS.

La propuesta parte de un trabajo conjunto entre el ENOHSA, la Fundación de los Trabajadores Sanitaristas para la Formación y Desarrollo (FUTRASAFODE) y el Instituto Universitario del Agua y Saneamiento (IUAS). Con el objetivo de visibilizar este llamado a la acción, las entidades también pusieron en marcha los ciclos de “Foros Federales #HablemosDelAgua: derecho humano al agua y el saneamiento”.

Estos espacios de diálogo, intercambio y participación tienen lugar a lo largo de toda la Argentina mediante el formato de plataforma virtual. Permiten que la ciudadanía realice aportes en la discusión sobre el Proyecto de Ley, la detección de necesidades y la creación de soluciones acordes. Asimismo incentivan la interacción entre autoridades nacionales, provinciales y municipales, organizaciones civiles y la población en general.

Su primera presentación tuvo lugar el pasado octubre en la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER) bajo la consigna “Hablemos del Agua. Derecho Humano Universal”. Además del administrador del ENOHSA participaron la vicegobernadora Laura Stratta, el intendente de la ciudad de Paraná, Adán Bahl, y el rector de la UADER, Luciano Filipuzzi.

El Segundo Foro Federal se realizó en noviembre en la Universidad Nacional de Hurlingham (UNAHUR), de la provincia de Buenos Aires. La convocatoria estuvo vinculada con los desafíos que plantea la Agenda de los ODS. Contó con la participación del ministro de Educación de la Nación Jaime Perczyk, el rector de la UNAHUR, Walter Wallach, y el rector del Instituto Universitario del Agua y el Saneamiento, Luis Liberman.

La edición más reciente se llevó adelante en diciembre bajo el lema “Los oficios del agua. Empleabilidad y futuro del sector de agua y saneamiento”. Tuvo lugar en la sede académica de FUTRASAFODE, donde además de Cresto disertó el secretario de Empleo del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, Leonardo Di Pietro.

Inclusión y aprendizaje

A partir de 2020, el ENOHSA inició tareas para la elaboración de un Plan de Política Integral en materia de Género y Diversidad, en sintonía con los lineamientos impartidos por el Ministerio de Obras Públicas. Activó así el diseño de un plan de Igualdad de Oportunidades y otro de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres y Personas LGBTI+. También participó del Programa de Capacitación Ley Micaela.

En septiembre de ese año, creó el Observatorio de Políticas de Género y Diversidad con el propósito de garantizar la implementación de una política transversal tanto al interior como al exterior del organismo. El protocolo de esta herramienta ya fue aprobado, mientras que cada vez más mujeres comienzan a trabajar en la obra pública. Asimismo implementó el Cupo Laboral Trans, entre otros avances.

Por último, vale destacar que el ENOHSA firmó un convenio de colaboración con el Sindicato Gran Buenos Aires de Trabajadores de Obras Sanitarias (SGBATOS) para dar lugar a capacitaciones de todos los niveles académicos destinadas a sus trabajadoras y trabajadores.

(VaorLocal)