Los activos bursátiles de Argentina operaron con firmes alzas este lunes, a la espera de detalles del acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional para reestructurar los pagos de una deuda superior a los 44.000 millones de dólares.

El índice líder S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires subió 3%, por encima de los 90.907 puntos, luego de ganar un 2,7% el viernes y acumular una ganancia del 5,6% la semana pasada.

En enero, el panel de acciones líderes de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) avanzó un 7,2% en pesos, aunque medido en dólares registró un descenso del 1,1% en el primer mes del año, debido al aumento de la paridad del “contado con liquidación” a través de los ADR, en torno al 8,5 por ciento.

En cuanto a los títulos públicos, los bonos en dólares continuaron con el sendero de recuperación. Los Globales con ley extranjera subieron 1,6% en promedio, tras haber rebotado un 8% el viernes. Así redujeron las bajas del primer mes del año a un 2% en promedio, cuando habían llegado a acumular una pérdida de 14% hace una semana.

El riesgo país de JP Morgan registró un fuerte recorte de casi 200 puntos básicos en dos ruedas, gracias al impulso positivo del anuncio oficial sobre el FMI, para ubicarse en los 1.724 enteros a las 17 horas, la cifra más baja desde el 3 de enero. Cabe recordar que una semana atrás, el riesgo país rozó los 2.000 puntos el 24 de enero.

El entendimiento entre el Gobierno y el FMI deberá ser aprobado por el Congreso y por el directorio del organismo

Entre los lineamientos planteados por el Palacio de Hacienda, se prevé una reducción gradual del déficit fiscal sobre la base de una economía que se recupera. Para el año 2022 se proyecta un déficit fiscal primario de 2,5% del PIB; para 2023, de -1,9%, mientras que para 2024, de -0,9% del Producto.

En cuanto a lo monetario, se apunta a que este año el financiamiento sea de 1,0% del PIB, en 2023 alrededor de 0,6% y en 2024 sea cercano a 0%. En referencia a la inflación, la idea del Gobierno reducir en forma gradual la emisión monetaria, y fomentar el crecimiento de las exportaciones para tener un mayor ingreso de divisas.

Asimismo, el ministro Guzmán enfatizó que la política cambiaria seguiría en la línea en la que se ha venido llevando a cabo hasta el momento, es decir, evitar saltos cambiarios y desalentar al capital especulativo.

(Fuente: Infobae)