Tras el viaje del ministro Martín Guzmán a los EE.UU., donde se reunió con autoridades del Banco Mundial (BM) y el encuentro virtual que el presidente Alberto Fernández mantuvo con David Malpass, el organismo reafirmó su compromiso con la Argentina. De esta forma, el BM otorgará a la Argentina un financiamiento US$ 330 millones.

En este sentido, el país recibirá un crédito de 250 millones de dólares para fortalecer el sistema de salud pública en todo el país,  y otro de 80 millones de dólares para mejorar la eficiencia y el acceso a servicios digitales. Ambos préstamos, aprobados ayer por el directorio del organismo multilateral, son de margen variable, reembolsables en 32 años y cuentan con un período de gracia de 7 años.

Los nuevos créditos se inscriben en el financiamiento otorgado por el organismo por alrededor de 2000 millones de dólares durante 2021 para el desarrollo de infraestructura, protección social, salud, empleo y cambio climático en el país. Asimismo, en febrero último ya se había aprobado financiamiento por unos 420 millones.

La vocación del organismo de seguir acompañando a la Argentina fue ratificada en el encuentro que Guzmán mantuvo en Washington con el Director Gerente de Operaciones del Banco Mundial, Axel van Trotsenburg. “Cuentan con nuestra solidaridad y nuestro apoyo. Vamos a acompañarlo con hechos no solo con palabras”, señaló el funcionario del BM.

Los nuevos proyectos

Gracias al convenio conseguido con el BM, Argentina podrá avanzar en su proyecto de Apoyo a una Cobertura Universal Efectiva de Salud, el cual busca brindar un mejor acceso a una atención médica de calidad y equitativa en todo el territorio nacional.

El programa apunta tanto a la salud materna e infantil como a la prevención y el tratamiento de enfermedades crónicas, como hipertensión y cáncer, entre otras. También prevé avanzar en la implementación de la historia clínica digital para promover la integración de los sistemas de información a nivel nacional y provincial.

Por otro lado, el crédito permitirá comenzar el plan de Inclusión Digital e Innovación en servicios públicos, cuyo objetivo es mejorar la eficiencia y el acceso a servicios digitales para 12 millones de personas y casi 90.000 empresas en momentos. Esto se debe a que, durante la pandemia de COVID-19, se triplicaron los usuarios que realizan trámites por internet y las personas registradas en el portal Mi Argentina pasaron de 1,5 a 5 millones

Este financiamiento permitirá expandir las plataformas de acceso remoto (Mi Argentina, Trámites a Distancia y Sistema Nacional de Turnos), la implementación y mejora de sistemas en línea, como la gestión documental y adquisiciones electrónicas, la firma digital y los registros civiles digitales, y la ampliación de la red de puntos digitales en todo el país para facilitar el acceso a las personas más vulnerables.

(Fuente: Mecon/ValorLocal)