Cerca de medio millón de turistas ingresaron a Entre Ríos en julio, atraídos por las opciones en la naturaleza para la familia, los circuitos termales, pesca deportiva, la gastronomía y visita a los viñedos, representando un ingreso de aproximado de 1.900 millones de pesos a la economía provincial.

Valorando la cercanía, tranquilidad y seguridad en el contexto de pandemia como motivos de la elección, se estima que dos tercios de los turistas se alojaron en las distintas opciones de pernocte, mientras que el tercio restante fueron excursionistas. A su vez, aproximadamente el 55% de los visitantes provino de CABA y provincia de Buenos Aires, el 18% desde Santa Fe, y el 12% de entrerrianos que concretaron turismo intraprovincial; mientras que el resto se repartió entre Córdoba, Litoral Norte, Noroeste, Cuyo y Patagonia.

Al dar a conocer los datos, el secretario de Turismo, Gastón Irazusta, sostuvo que la ecuación, calculada desde el 9 al 31 de julio, contempla gastos como alojamiento, restaurantes, excursiones, visitas, entradas y tickets, entre otros gastos, y los datos son obtenidos a través de las áreas de turismo de los municipios.

Agregó que el promedio de pernoctes se estableció en 2,6 noches, siendo los períodos de 2, 3 y de 4 noches los más utilizados, mientras que el promedio general de ocupación hotelera de julio fue de 49% y del período vacacional de 51%. Precisó que los destinos con opciones de actividades en la naturaleza, complejos termales, actividades náuticas y propuestas de turismo rural tuvieron una buena ocupación de alojamiento, destacándose durante el intervalo de las vacaciones de invierno los destinos con mayor cantidad de camas disponibles como Colón, Gualeguaychú y Federación.

(Fuente: Noticias de Gob.)