Desde el Sistema de Información de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos (SIBER) se informó que la intención de siembra de sorgo para el ciclo 2022/23 se ubica alrededor de 102.000 hectáreas, es decir una caída interanual del 15%.

En muchos casos, la principal causa de la disminución del área se asocia al daño generado por la aparición en los últimos tres ciclos del «pulgón amarillo», cuyo ciclo de vida abarca todos los estadios del sorgo.

El avance de siembra es del 40% y actualmente las labores se encuentran supeditadas a la ocurrencia de precipitaciones.

(Fuente: BolsaCer)