Desde el Colegio de Profesionales de la Agronomía de Entre Ríos (Copaer) se explicó que el uso correcto de agroquímicos “garantiza que la producción no sea escasa a consecuencia de plagas” · No aplicarlos “implicaría mayor mano de obra para atender la producción”, por tanto “el valor de los productos no sería tan accesible para toda la población”, se informó · Se resaltó el rol del ingeniero agrónomo y la necesidad de contar con una receta agronómica.

“El uso correcto de los agroquímicos, tanto en cultivos intensivos, como en cultivos extensivos, garantiza que la producción no sea escasa a consecuencia de plagas, que muchas veces ya están alojadas en la zona de producción y se vuelve muy difícil su control. Y, por otro lado, el valor de los productos obtenidos no sería tan accesible para toda la población, porque no usar agroquímicos implicaría mayor mano de obra para atender la producción”, subrayó Mariano Navarro, asesor agropecuario en Nogoyá.

Además señaló: “La importancia del rol del Ingeniero Agrónomo en todo proceso que abarque fitosanitarios es, en primera instancia, verificarlo para su aprobación por el Senasa considerando que su correcta aplicación tenga el menor impacto en la salud de las personas y animales y en el ambiente, y luego, la confección de la receta agronómica, se realiza acorde a dichos parámetros según la situación”.

En un documento enviado a esta Agencia, desde el Colegio se resaltó que la receta agronómica fomenta “la gestión responsable de los productos fitosanitarios”. Añadió que “si bien cada provincia tiene su legislación en este rubro, es fundamental la intervención de un profesional de la Ingeniería Agronómica, matriculado y capacitado para resguardar la seguridad social, ambiental y productiva”. Al respecto, la ingeniera agrónoma Victoria Rolón afirmó: “Si hay un profesional que te hace una receta y asiste a las aplicaciones en áreas sensibles, es porque hay una seriedad y una responsabilidad”. (Fuente: APF)