Por Juan A. Bracco

 

4 de Octubre (Valor Local) – Los vencimientos de la reestructuración de los bonos emitidos en dólares que comenzarán a operar a partir del recambio de autoridades en 2023 condicionarán cualquier programa de gobierno. Según los datos oficiales a los que tuvo acceso Valor Local, el mayor peso de los pagos se acumulará a partir de 2024.

Quien se haga cargo del Gobierno provincial en 2023 tendrá que hacer frente a los mayores vencimientos de capital de la deuda y al pago de los intereses más altos del esquema que quedó reestructurado este año.

Entre Ríos incrementó en la renegociación el capital de la deuda, pasando de u$s 500 millones a u$s 517,5 millones producto de la capitalización del 40% de los intereses del esquema anterior que vencieron en agosto 2020 y febrero de este año que no fueron cancelados y que dejaron al Estado provincial en default. El 60% restante fue pagado en conjunto con el primer servicio de intereses en agosto pasado.

Hasta el 2023 no tendrá que hacer pagos de capital de la deuda. Ese año deberá afrontar dos cancelaciones, en febrero y en agosto, por el 5% del total cada uno. El valor de cada vencimiento equivaldrá a u$s 25.875.000 por lo que el total anual sumará 51.750.000 dólares.

A partir de 2024, y con un nuevo inquilinato en marcha en la Casa Gris, las cuotas semestrales de capital serán del 9% cada una, por lo que anualmente la deuda se achicará un 18%. Esto implica que desde ese año hasta 2028 se tendrán que pagar sólo en concepto de servicios de capital un total de 93.150.000 dólares, casi el doble que en 2023.

Y esto es sólo en concepto de amortización. Deberán sumarse también los intereses.

Una moneda al aire

La tasa de interés se va incrementando paulatinamente desde el 5% anual hasta llegar al 8,25% en agosto de 2023, cuatro meses antes de que Gustavo Bordet termine su segundo mandato. Como el cálculo se hace en función del saldo de capital, luego de un salto el monto se va reduciendo paulatinamente hasta el fin del plazo.

En el cuadro, se puede observar la curva de crecimiento de los vencimientos con diferenciación de capital e intereses.

 

El impacto de la reestructuración de la deuda no hay buscarla solamente en los montos que Entre Ríos tendrá que afrontar sino también en cuál será la cotización del billete norteamericano.

Uno de los problemas estructurales de la Argentina es la restricción externa de divisas. La oferta esta complicada por factores comerciales y falta de acceso al crédito. Y también por las limitaciones que colocó Mauricio Macri al final de su mandato, profundizadas en los últimos dos años. Esto tensiona el valor del dólar y lleva a que cada vez se necesiten más pesos para conseguirlo. (Valor Local)