La noticia del pase de Matías Lestani, director del Departamento Económico de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), a la Secretaría de Agricultura de la Nación, sacudió la tarde del miércoles y provocó sorpresa en el campo.

Sin embargo, otro cambio que causó sorpresa es el decidido en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta).

Susana Mirassou fue en 2019 esignada como la primera mujer de la historia en presidir este organismo. Pero ahora Domínguez decidió apartarla y ubicar en ese lugar al dirigente tucumano Mariano Garmendia.

Es un hombre del riñón del actual Jefe de Gabinete de la Nación y ex gobernador de Tucumán, Juan Manzur. De hecho, hasta hoy revista como secretario de Coordinación del Ministerio de Desarrollo Productivo de Tucumán.

Garmendia tiene además antecedentes en el Inta: fue director de la Estación Experimental Agropecuaria (EEA) Famaillá y sonó como uno de los potenciales candidatos a comandar el Inta cuando Alberto Fernández ganó las elecciones de 2019 y fue finalmente elegida Mirassou.

Otras modificaciones

Quien hasta ahora revistaba como secretario de Agricultura, Jorge Solmi, seguirá trabajando en la cartera agropecuaria. El dirigente de la Federación Agraria Argentina (FAA) comandará la restituida Secretaría de Relaciones Institucionales, que había sido eliminada por el gobierno anterior.

La idea sería que articule y estreche las relaciones y el trabajo con gobernadores, ministros e intendentes de todo el país.

En paralelo, Domínguez se nutrirá de otro dirigente de la FAA, Jorge Ruiz, para encabezar la Jefatura de Gabinete del Ministerio. Es un cambio no menor, porque implica la salida de Diana Guillén, la funcionaria de la cartera con más llegada al kirchnerismo.

Asimismo, el ex ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, arribará como Secretario de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional.

(Fuente: Infocampo)