El gasto devengado ascendió en septiembre a 1,5 billones de pesos, con un crecimiento nominal interanual del 55% y una caída real del 16,1%, lo que constituye el tercer mes consecutivo en el que las erogaciones del Sector Público Nacional (SPN) evolucionan por debajo de la inflación.

La información fue dada a conocer por el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO) y se anticipa al reporte que el Ministerio de Economía tiene previsto difundir el jueves 20 de octubre.

En el cálculo de la variación real, la entidad dirigida por Andrés Asiaín estimó para el mes pasado una inflación del 7,2% y para los doce meses una de 84,7%, aunque para el dato oficial habrá que esperar al 14 de octubre para conocer el informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

CESO destacó que los componentes que más crecieron en septiembre fueron los pagos de Deuda Pública (+94%), en tanto el resto de los rubros evolucionaron por debajo de la inflación, seguido por los Servicios Sociales (+74%).

En el acumulado anual, el gasto devengado fue de 11 billones 586.233 millones de pesos, con un incremento del 66% nominal y de sólo 0,7% a valores constantes, por la incidencia del aumento real del gasto en el primer semestre

El nivel de ejecución promedio es del 71,1%, en línea con el tiempo transcurrido, con un mayor porcentaje en el área de Desarrollo Social (81,8%), que a su vez «es la que tiene un mayor presupuesto asignado ($734.206 millones)», indicó el centro de estudios.

En el otro extremo se ubica el ex Ministerio de Desarrollo Productivo (desde agosto pasó a ser una Secretaría del Ministerio de Economía) con el 52,5%, luego de que se le haya recortado el presupuesto destinado al Fondep y Fogar en la decisión administrativa 826/2022).

«Se observa que determinadas partidas muy significativas por su magnitud de recursos tienen un alto porcentaje de ejecución, incluso a pesar de haber recibido nuevas asignaciones en las últimas modificaciones», resaltó la entidad, que identificó como los casos más notables «el Potenciar Trabajo, los Servicios de la Deuda Pública y las Políticas Alimentarias» como las áreas que «necesitarán mayores asignaciones para cumplir sus compromisos hasta fin de año», mientras que «en otras partidas se necesitará incrementar la asignación para justificar las transferencias ya realizadas».

(Fuente: Télam)