El sector exportador de carne vacuna cerró los primeros ocho meses del año con ventas por 595.600 toneladas, que generaron un ingreso de divisas por U$S 2.453 millones. De acuerdo a la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccra), estas cifras representan un incremento interanual de 11% y 43,8%, respectivamente.

El principal factor que explica estos números es el aumento del 31,5% en el valor de la tonelada exportada, que pasó de U$S 4.460 a U$S 5.863. Esta buena performance se ve opacada en parte por el freno a las operaciones comerciales que se registra en China, el destino excluyente de las operaciones.

“En agosto las exportaciones de carne vacuna descendieron poco más de 4% con relación al nivel promedio de junio-julio del corriente año”, detalló Miguel Schiariti, presidente de la entidad. Los despachos de ese mes acumularon 56.800 toneladas y las ventas a China cayeron un 10%, aunque fueron compensadas de manera parcial por mayores entregas a otros destinos.

Más allá de este freno en la actividad comercial con el gigante asiático, ese mercado sigue siendo el principal sostén del comercio exterior de carne vacuna. Entre enero y agosto se enviaron 322.000 toneladas de carne a China, que representaron un 77% del total y aumentaron un 11% en volumen en relación al mismo período de 2021.

El precio promedio declarado tuvo un incremento de 38,3% en la comparación interanual y se ubicó en U$S 4.984 la tonelada. “Esto permitió que los ingresos totales crecieran 53,6% anual y sumaran U$S 1.604,5 millones, explicando el 65,4% de los ingresos totales”, destacaron desde Ciccra.

Las ventas a Israel llegaron a 23.700 toneladas y resultaron 15,7% mayores a las registradas en igual lapso de 2021. El precio promedio de las operaciones llegó a U$S 7.483 la tonelada, una mejora interanual de 9,7%. Este mercado permitió sumar divisas por US$ 117,6 millones. En tercer lugar se mantuvo Alemania, recibió embarques por 16.100 toneladas y un valor promedio de la tonelada exportada que llegó a U$S 11.670.

En la vereda opuesta, las ventas a Chile cayeron un 32,4% en el período analizado, que pudo ser compensada parcialmente por una mejora en los precios.

(Fuente: Infocampo)