En Entre Ríos la elevada humedad en el grano de soja generó un fuerte impacto económico en los productores

La cosecha de soja del ciclo 2023/24 se caracterizó por las reiteradas lluvias. Entre abril y mayo (meses donde se concentran normalmente las labores de cosecha) se registraron precipitaciones en uno de cada tres días.

Este escenario obligó a los agricultores a cosechar la oleaginosa con una humedad del grano muy superior a los valores habituales, ya que estaba presente el temor de que se generen pérdidas económicas debido al deterioro en la calidad comercial del grano.

En Entre Ríos, la humedad con la que se cosechó la mayor parte del área cultivada con la oleaginosa, osciló entre 15% al 18%, con casos puntuales de hasta 20% y con un valor promedio provincial del 16% aproximadamente.

Publicidad

Es importante recordar que, la tolerancia de recibo en los acopios es del 13,5%, y hasta un valor de humedad del 14,5% no genera costos de secado. A partir de dicho valor, el costo por punto de secado es de 4,5 U$S/t. Por lo tanto, a nivel provincial se estima que el costo de secado promedió los 9 U$S/t.

En consecuencia, con una producción estimada de 2.564.070 t, el costo total de secado asciende a U$S 23.076.630 o el equivalente a $ 20.734.000.000 aproximadamente (según tipo de cambio oficial al 13/06/24).

 

Publicidad