La inflación y la suba de los dólares bursátiles ayudan a sostener al índice S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires que arrastra una mejora del 8,9% en pesos en siete ruedas consecutivas de ganancias.

Este martes ganó un 1,8%, para alcanzar los 84.307 puntos. En el transcurso de 2021, el panel Merval acumula una ganancia de 64,6% en pesos, y de 17,8% en dólares “contado con liqui”.

Así, indicador líder de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires rompió un récord histórico nominal, en los 83.923 puntos que anotó de manera intradiaria el lunes 13 de septiembre, tras la derrota del oficialismo en las PASO legislativas.

En un marco de alzas entre 0,6% y 0,7% en Wall Street, la ronda bursátil argentina exhibió números positivos, debido a compras selectivas de cobertura por la devaluación del peso y una alta inflación que golpea a la economía local, en medio de las dudas de inversores locales antes de los comicios legislativos de noviembre.

Debido a la racha alcista, operadores no descartaban tomas de utilidades a corto plazo

La correduría Allaria Ledesma y Compañía Sociedad de Bolsa anunció que subió la recomendación sobre los papeles de Pampa Energía de “mantener” a “comprar”, en línea con el nuevo objetivo para fin de 2022 de 285 pesos por acción.

También incrementó la línea para la firma agropecuaria Cresud, desde “mantener” a “comprar”, con un renovado precio para diciembre del año venidero de 177 pesos por cada título.

También registraban una modesta recuperación del 0,5% promedio los bonos Globales en dólares, después de haber sondeado el lunes sus precios más bajos desde marzo.

A las 17 horas, el riesgo país de JP Morgan subía cuatro unidades para Argentina, a 1.648 puntos básicos, aún cerca de los 1.680 puntos que tocó el pasado 10 de marzo, un máximo desde la reestructuración soberana de 2020.

Malas noticias desde Brasil

Los mercados de monedas y acciones de América Latina operaron dispares este martes, en medio de la debilidad del dólar a nivel global a medida que se suavizaban los temores sobre la inflación y el crecimiento económico global.

A ello se sumaba un mayor apetito por activos de riesgo estimulado por positivos resultados corporativos en Estados Unidos.

No obstante, se destacó la caída de los mercados en Brasil, con el real que se depreció un 1,3%, a 5,58 reales por dólar -un máximo desde abril- y el índice de acciones Bovespa de la Bolsa de Valores de San Pablo que se desplomó 3,3%, como reacción a las noticias sobre los debates en Brasilia en torno a un mayor gasto en beneficios sociales, en un día en que el Banco Central realizaba su primera subasta de moneda spot desde marzo.

El mercado accionario argentino superó por primera vez los 84.000 puntos

En cuatro meses y medio, el índice Bovespa anota una caída del 15,3% desde sus máximos de junio.

“Las monedas latinoamericanas cotizan la jornada mixtas aunque con un sesgo positivo. No obstante, el real es la moneda de peor desempeño por cuenta del anuncio de programas sociales que llevarían parte del gasto sobre los límites de ley”, dijo a Reuters Andrés Cuartas, gerente de renta fija internacional de Renta4Global.

“En general, los operadores siguen esperando que la temporada de entrega de resultados de las compañías americanas siga siendo positivo y soporte una dinámica más pro riesgo”, agregó.

(Fuente: Infobae)