El Gobierno estableció el troceo de la carne vacuna para su comercialización en el mercado interno, lo que constituye “un nuevo sistema que brinda mayor transparencia, optimización de cortes y protección tanto de los trabajadores del sector como de los consumidores”.

La norma determina que las salidas de carnes de los establecimientos de todo el país, destinadas a comercio minorista, sólo podrán hacerse en unidades resultantes del fraccionamiento de las medias reses en trozos cuyos pesos individuales no superarán los 32 kilogramos.

Además, estableció que la forma de fraccionar las medias reses debe contemplar los cortes tradicionales, respetando la integridad anatómica de las piezas cárnicas, con la finalidad de mantener su valor monetario al momento de su comercialización en la carnicería, evitando afectar zonas donde se encuentran cortes apreciados por los consumidores.

La presente resolución, que dispone la obligación del troceo a partir del 1 de enero de 2022, a su vez, está en consonancia con la dictada por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, que estableció el 16 de abril último que toda manipulación, transporte, distribución, carga y descarga de productos cárnicos, cuyo peso sea superior a los 32 kilogramos, se deberá realizar con la asistencia de medios mecánicos adecuados.

En cuanto a la resolución de este jueves, los tres ministerios remarcaron en un comunicado que “representa mayores estándares de calidad y sanidad sobre los productos cárnicos, a la vez que favorece la transparencia comercial y presenta un avance hacia una mayor modernización de la cadena de distribución de carnes en medias reses”.  (Fuente: Télam)