Son datos del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC). Durante el octavo mes del año se despacharon 65.000 toneladas por USD 240 millones. China siguió concentrando el grueso de los embarques.

Las restricciones a las exportaciones de carne vacuna impuestas por el Gobierno siguen afectando y marcando una marcada caída respecto al año pasado en los despachos y en la facturación del sector exportador. Sin embargo, gracias al cumplimiento de las cuotas de exportación como la Hilton y la posibilidad de exportar a Israel carne kosher, en agosto se produjo una suba en los embarques respecto al mes previo.

Así lo marca el informe sobre exportaciones del octavo mes del año realizado por el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC). Según la cámara empresaria, en agosto se despacharon 46.000 toneladas peso producto, equivalente a 65.000 toneladas peso res con hueso (tn r/c/h). Este tonelaje se ubica 17% por debajo del mismo mes de 2020, pero un 25% más que julio, mientras que el valor total facturado fue de USD 240 millones.

La demanda de China – que absorbió el 95% de los envíos – explica totalmente su expansión, mientras que en el rubro de las desosadas, si bien este destino concentró el grueso de los embarques”

“Los contingentes arancelarios e Israel, y algún arrastre de embarques, han permitido sortear el límite establecido por la aplicación del Decreto 408/21, que asignó cupos a cada planta exportadora, por un total equivalente a alrededor de 45.000 toneladas peso res. Después de estabilizarse en junio y julio en 51.000 toneladas peso res, se elevaron a 65.000, inferiores no obstante al promedio de los primeros cinco meses de 2021 y de 2020″, indicó el informe de ABC.

El incremento en los embarques de agosto respecto a julio se concentró en el envío de carnes congeladas con hueso y desosadas, las cuales crecieron 35% y cerraron el mes con 54.200 toneladas por USD 200 millones. “La demanda de China – que absorbió el 95% de los envíos – explica totalmente su expansión, mientras que en el rubro de las desosadas, si bien este destino concentró el grueso de los embarques, también pesó que casi se duplicaron las ventas a Israel y la buena evolución de Estados Unidos”, reflejó el informe. En este último punto, el decreto que abrió un cupo para la carne kosher permitió que las ventas al país asiático crecieran 90% respecto a julio.

“Es remarcable, la ponderación que alcanzó Estados Unidos, concentrando el 4% del total facturado en concepto de carnes bovinas, mientras que Rusia y Hong Kong tienen una incidencia pequeña que se eleva al 3% cuando se suman las menudencias al valor total exportado” (Ravettino)

Por el lado de las carnes enfriadas, cuyo mercado se concentra principalmente en Europa, con la cuota Hilton y la 481, además de otros destinos, el guarismo total se ubicó en 7.842 toneladas peso producto por USD 67,3 millones. “Si bien los despachos se ubicaron entre los mayores del año, no alcanzaron el récord que se verificó en julio, en que se apreció una fuerte incidencia de los contingentes hacia la Unión Europea”, indicó el informe.

De esta manera, en los primeros ocho meses del año de 2021 se exportaron 536.000 toneladas peso res por USD 1.695 millones, lo que significó una reducción del 5% en volumen y del 4% en valor con bajas del 5% y 4% respecto al mismo período del año anterior, siendo China el máximo comprador de Argentina, concentrando el 75% del tonelaje que Argentina envía al exterior.

En este sentido, el presidente de ABC, Mario Ravettino, puntualizó que “China mantuvo su claro liderazgo. Se exportó el equivalente a casi 400.000 toneladas toneladas peso res, es decir el 75% del total. En términos de valor participó con el 61% del total. Le siguió Unión Europea, con el 13%, seguida por Israel y Chile. Es remarcable, la ponderación que alcanzó Estados Unidos, concentrando el 4% del total facturado en concepto de carnes bovinas, mientras que Rusia y Hong Kong tienen una incidencia pequeña que se eleva al 3% cuando se suman las menudencias al valor total exportado”.

  • LAS CUOTAS

Las cuotas, que técnicamente son denominadas como contingentes arancelarios, quedaron por fuera de las restricciones impuestas por el Gobierno, por lo cual su desempeño no se vio alterado. En este caso, la cuota Hilton, que es carne enfriada criada a campo que tiene como destino la Unión Europea, ya fue cumplimentada en un 25% al certificarse 7.266 toneladas sobre un total que se ha reducido a 29.389 toneladas.

Por el lado de la cuota 481, de 11.250 toneladas para carne premium terminada en feedlot, en agosto se certificaron 218 toneladas, lo que arroja un total 1928 toneladas para los primeros dos meses del contingente 2021/22, con un valor medio de US$ 8.465 la tonelada. De esta manera, ya se despacharon 5.855 toneladas, lo que significa que el cupo se cumplimentó en un 52%.

Por último, en agosto se enviaron 1.853 toneladas de la cuota a Estados Unidos, la mayor cifra del ejercicio 2021. “En los primeros ocho meses del corriente, Argentina ya ha remitido 10.917 toneladas, 55% de cupo, un nivel de ejecución menor al registrado doce meses atrás, cuando se había ejecutado un 92% del total. El remanente es de 9.083 toneladas y demandará para su total cumplimiento una aceleración en los embarques para los meses finales”, concluyó el relevamiento del Consorcio. (Fuente: Infobae)