Durante su intervención en la en la VII Reunión Iberoamericana de Ministras y Ministros de Hacienda y Economía, Martín Guzmán compartió sus perspectivas sobre la realidad económica y social del mundo.

En este sentido, Guzmán destacó las “sustanciales asimetrías que existen entre distintos grupos de países en el mundo. Los países de ingresos bajos e ingresos medios enfrentan condiciones que son radicalmente diferentes a las condiciones de los países avanzados en términos de los instrumentos que cuentan para lidiar con esta situación tan difícil que se presenta en el mundo con la pandemia”.

“Nuestra posición se refleja en la declaración de la Cumbre Iberoamericana de que la forma de avanzar es el multilateralismo. El multilateralismo debe ser la vía para resolver los problemas globales. Los pueblos del mundo deben trabajar juntos, pero es clave para que el multilateralismo funcione bien construir condiciones que le den más agilidad para efectivamente poder tener soluciones a los problemas que enfrentamos”, señaló el Ministro argentino.

Deuda sostenible

Guzmán también se refirió a las naciones en situaciones endeudadas y con estrés económico.

“Hay acciones concretas que requieren de la voluntad política a nivel global para implementarse. Ha habido avances en el último año sobre los marcos y condiciones para resolver los problemas de las deudas en situación de estrés, pero queda mucho más por hacerse. Es importante poder avanzar en marcos multilaterales que permitan a los países en situación de estrés de deuda poder resolver los problemas de una manera sostenible”, mencionó el Ministro.

“Desde la Argentina el año pasado hemos realizado una reestructuración de deuda soberana y sabemos de las complejidades de estos procesos de reestructuración. Entendemos que hay países que van a estar en condiciones de estrés y no van a tener las mismas condiciones que tuvo Argentina. Por eso es muy importante continuar avanzando a nivel multilateral en la constitución de condiciones más adecuadas para resolver las crisis de deuda soberana”, argumentó luego.

En este sentido, Martín Guzmán remarcó que “los sobrecargos de interés que cobra el Fondo Monetario Internacional (FMI) en sus programas para los créditos que exceden el 185% de la cuota de los países. Estos sobrecargos, tal como se ha manifestado en la declaración del G20 y como hemos discutido en la cumbre Iberoamericana, no están alineados con la misión del FMI de dar lugar a una economía global más estable; son procíclicos y regresivos y penalizan a los países que están en situaciones macroeconómicas más adversas“.

“Aquello que llamamos ‘acceso excepcional’ va a ser la norma en los años que se vienen. Los países de renta media que estén acordando programas con el FMI se van a ver perjudicados con esos sobrecargos. Si queremos un multilateralismo más ágil, que brinde soluciones concretas, es fundamental que podamos avanzar inmediatamente en la suspensión de los sobrecargos de interés y posteriormente en la eliminación o revisión de esta política en el seno de las decisiones que toma el FMI. Es una política que beneficiaría a los países de renta media que están en circunstancias macroeconómicas adversas”, explicó Guzmán.

Mas adelante, el Ministro de economía argentino cuestionó los programas de liquidez del FMI.

“El segundo tema es la liquidez: países con renta baja y media cuentan con peores condiciones de liquidez que los de renta alta. Se ha avanzado”, destacó Guzmán, para luego agregar que “la nueva asignación de Derechos Especiales de Giro (DEG) constituye un avance importante producto de liderazgos positivos a nivel multilateral y especialmente de la directora gerente del FMI Kristalina Georgieva, que celebramos”.

“El siguiente paso es poder diseñar un mecanismo que permita que los DEG de los países que no los necesiten ni utilicen puedan ser transferidos a quienes sí los necesiten, pero no sólo a los países de renta baja sino también a los de renta media. Eso ayudaría a tener una recuperación global más equitativa”, señaló.

Financiamiento equitativo

Por último, Guzmán dedicó parte de su intervención a la problemática ambiental generada por los modelos de

Al respecto, sostuvo que “tenemos que ir aggiornando las líneas de crédito de los bancos multilaterales de desarrollo. Son líneas de crédito diseñadas para un mundo en otras condiciones. Hoy enfrentamos grandes asimetrías para poder financiar las acciones para lidiar con las cuestiones del cambio climático, las brechas de desarrollo científico y tecnológico entre economías avanzadas y menos avanzadas. Esto requiere condiciones de financiamiento más equitativas”.

“Poder avanzar en reformas a nivel multilateral que permitan a los países de renta baja y media contar con condiciones financieras para estos objetivos nos permitiría un mundo más equitativo y más inclusivo. Es muy importante que estas respuestas se brinden rápido y en el seno del multilateralismo, porque si eso no ocurre, lo que termina ocurriendo es un deterioro en el multilateralismo y más acuerdos bilaterales que generan una coordinación global más distorsiva. Debemos trabajar juntos en una coordinación más adecuada”, concluyó el Ministro.

(Mecon/ValorLocal)