Un ejecutivo italiano del organismo aclaró que la iniciativa “no es una carrera”. Según explicó, la propuesta estimularía la innovación y fortalecería la autonomía y la resiliencia financiera de Europa.

La introducción del euro digital, proyecto sobre el que el Banco Central Europeo (BCE) tomará una decisión formal en los próximos meses, podría producirse en 2026 como fecha más temprana, según señaló el ejecutivo italiano de la institución, Fabio Panetta.

“Esa sería la fecha más temprana”, indicó Panetta en una entrevista con el diario japonés Nikkei, donde ha advertido de que esta “no es una carrera”. “Comenzamos nuestra discusión con un horizonte de cinco años en mente. Es probable que cinco años sea el tiempo mínimo necesario para la introducción de un euro digital”, apuntó.

El ejecutivo italiano del BCE defendió que la introducción de un euro digital ayudaría a mantener abierta la competencia y estimularía la innovación al tiempo que fortalecería la autonomía y la resiliencia financiera de Europa.

En este sentido, Panetta ha señalado la importancia de evitar que el mercado europeo de pagos minoristas esté dominado “por un puñado de agentes no europeos” que podrían ser relativamente inmunes al escrutinio y la supervisión de las autoridades del Viejo Continente.

De hecho, recordó que un pequeño número de empresas no europeas ya dominan algunas partes del mercado de pagos minoristas, como tarjetas de crédito y pagos en línea, advirtiendo de que en el futuro, el papel de las grandes empresas tecnológicas podría llegar a ser muy significativo en los servicios financieros, lo que podría plantear riesgos para la privacidad, la competencia y la autonomía tecnológica.

“En ausencia de una solución europea de pagos digitales, nuestra soberanía monetaria y financiera estaría en última instancia en juego”, avisó. (Fuente: Infobae – Europa Press)