El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, afirmó este jueves que “la ralentización del tipo de cambio” impulsada desde el BCRA “para evitar expectativas inflacionarias puede sostenerse” más allá de las elecciones legislativas de los próximos meses.

Asimismo, Pesce subrayó que “hay empresas industriales que en el último año aumentaron sus precios entre 80% y 90%”, y así presionaron sobre los valores de los productos finales de consumo y de los servicios.

El titular del Central expuso esta mañana en la reunión anual del Consejo de las Américas en Buenos Aires, que se realiza de manera virtual.

Allí Pesce subrayó que “el desarrollo del mercado de capitales debiera cumplir un rol” en la canalización de los ahorros, para evitar que se vayan a la compra de dólares y así generar presión sobre los precios.

“La inflación tiene una causalidad múltiple, tiene que ver con situaciones en que la oferta no responde a la demanda”, indicó el funcionario, quien puntualizó que “en el último año, hubo empresas industriales en Argentina que aumentaron sus precios en el orden del 80% o 90%”.

Remarcó que “el aporte que hizo el Banco Central con la ralentización del tipo de cambio para evitar expectativas inflacionarias puede ser sostenido sin afectar la competitividad más allá de la coyuntura política y económica”.

Pesce subrayó que “uno de los problemas más importantes que tiene el país es que el 40% de la población presenta insuficiencia grave en sus ingresos”, y añadió que “si tomamos a los niños, ese porcentaje se incrementa al 50%”.

Además, indicó que “hay un 10% de la población en una situación de ingresos verdaderamente crítica, con un 10% de desocupados”, y consideró que “este problema se resuelve con desarrollo con equidad”.

“Para conseguirlo tenemos dos limitaciones, una en el sector externo, y la otra es el desarrollo de un mercado de capitales”, afirmó el titular del BCRA, quien sostuvo que “la Argentina necesita exportar más. En 2011 exportó US$ 83.000 millones, y luego eso se redujo al orden de los US$ 60.000 millones».

«Este año vamos a exportar US$ 70.000 millones y proyectamos para el año que viene un aumento entre 5% y 7% y un porcentaje similar para el 2023”

MIGUEL PESCE

«Este año vamos a exportar US$ 70.000 millones y proyectamos para el año que viene un aumento entre 5% y 7% y un porcentaje similar para el 2023”, estimó.

Además, señaló que “Argentina está exportando 120 millones de toneladas de granos y puede llegar a las 200 millones”, y también destacó que “hay un fuerte potencial en minería y la Argentina está en excelente condición para proveer minerales, lo mismo que hidrocarburos y exportaciones de la industria del conocimiento”.

Si bien afirmó que “la Argentina necesita de la inversión extranjera”, subrayó que “lo cierto es que el país tiene una fuerte capacidad de ahorro”.

En ese sentido, precisó que “hoy el Banco Central tiene $ 4 billones, más de US$ 30.000 millones esterilizado”, y sostuvo que “lo lógico sería que el sistema financiero y el mercado de capitales orientaran esos recursos especialmente para inversión”.

También puntualizó que “Argentina tiene US$ 400.000 millones en activos en ahorro, de los cuales hay unos US$ 100.000 millones en billetes en nuestro territorio, una liquidez mayor al que manejan algunas representaciones regionales de la Reserva Federal de los Estados Unidos”.

“Necesitamos que nuestro mercado de capitales tenga la capacidad de digerir el ahorro convirtiéndolo en inversión y financiamiento al consumo y a las familias, y que también sea atractivo para quienes decidieron internacionalizar sus carteras”, remarcó Pesce.

En ese sentido, estimó que “si el mercado de capitales no se desarrolla en una economía dolarizada, cada vez que se incrementen los ahorros va a haber presión sobre el mercado cambiario y eso puede traducirse también en presión inflacionaria”.

(Fuente: Télam)