LA INVERSIÓN DE EMPRESAS BRASILEÑAS EN ARGENTINA CRECE AL MAYOR NIVEL EN CUATRO AÑOS

Entre enero y agosto la inversión directa brasileña en el país superó los USD 300 millones y duplicó el acumulado de todo 2016.

Síntoma de la mejora de la actividad económica en el país vecino, que con escaso margen está superando la recesión en 2017, la inversión directa de compañías brasileñas en la Argentina también da señales de recuperación.

Según la Cámara de Comercio Argentino Brasileña (CAMBRAS), entre enero y agosto las inversiones de Brasil en desarrollos en la Argentina alcanzaron 307 millones de dólares.

Publicidad

En tanto, entre enero y julio las empresas del socio del Mercosur habían ingresado USD 287 millones a la Argentina para diversos proyectos en el país, que representaron el 8,8% del total de inversión de Brasil en el exterior durante el período, por 3.262 millones de dólares.

Con esta tendencia, la inversión brasileña en Argentina ya superó los magros desempeños de 2014 (USD 162 millones), 2015 (USD 109 millones) y 2016 (USD 152 millones), y se encamina a igualar el resultado de 2013, por 446 millones de dólares.

En principio, los casi USD 300 millones de inversión brasileña en el país en el transcurso de 2017 duplicó los fondos ingresados en 12 meses de 2016, y superó el promedio de USD 220 millones invertidos por año entre 2013 y 2016.

"El mismo fenómeno se refleja en los anuncios de inversión realizados por empresas de origen brasileño en Argentina", expresó CAMBRAS. "Con 14 proyectos anunciados entre fines de 2015 a la fecha, valuados en USD 1.840 millones, las empresas brasileñas ocupan el sexto lugar como mayores interesadas en invertir en Argentina, solo detrás de EEUU, Canadá, España, Reino Unido y Francia", agregó.

En contraste, fue muy modesto el aporte inversor de la Argentina en la economía brasileña. Las empresas locales inyectaron entre enero y julio apenas USD 56 millones en obras y proyectos, que significaron tan solo el 0,2% del total de Inversión Extranjera Directa (IED) obtenida por Brasil, por 31.617 millones de dólares.

El flujo inversor a ambos lados de la frontera se registra en un año en el que la actividad económica argentina se expande en forma definida, mientras que la brasileña todavía acusa el lastre de una histórica recesión, con caída del PBI de 3,8% en 2015 y 3,6% en 2016.

CAMBRAS ponderó que la actividad económica argentina mostró en julio un crecimiento interanual del 4,9% mientras que el avance respecto de junio fue de 0,7%. "De acuerdo a la información oficial, todos los sectores relevados han impulsado el crecimiento interanual con excepción de la explotación de minas y canteras, y electricidad, gas y agua", indicó.

Por su parte la economía brasileña mostró un avance interanual durante julio de 1,4%, mientras que en la comparación de julio 2017 versus el mes previo mostró un incremento del 0,4 por ciento. (Fuente: Infobae)

09 de Octubre (Valor Local)

 

 

Publicidad