El resumen de exportaciones de vinos y mostos del quinto mes del año, que publica el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), vuelve a registrar claros y oscuros para los diferentes productos.

Por un lado, la exportación de vino registró un descenso de exportación este año, respecto al 2020, del 2,2%. Dentro del rubro, lo fraccionados crecieron en mayo un 8,7%. En este caso, los destacados fueron los vinos de uva tinta (+10,4%), mientras que en caída estuvieron los de uva blanca (-2,3%).

En lo que hace al balance de los primeros 5 meses de este año, el comercio exterior de vino estuvo en caída (-19,7%) aunque generó ingresos extra por un 13%. En valores absolutos, indica el INV, fueron 40 millones de dólares más que el mismo periodo de 2020. El aumento de los precios FOB (26%) favorecieron el incremento de los ingresos.

Por su parte, el mosto concentrado aún no remonta y acumula una baja del 24% en volumen par los 5 meses.

En conclusiones del INV, los vinos fraccionados están traccionando las exportaciones argentinas hasta ahora, mientras que se espera un repunte de la exportación en graneles para el segundo trimestre, los cuales ya están atenuando la baja en el comercio registrada en estos 5 meses.

(Fuente: InfoCampo)