Los precios futuros de la soja mantenían este jueves su tendencia ascendente y ya superaban el pico alcanzado en octubre de 2012 (de US$ 554 por tonelada), mientras también subían los del maíz y el trigo exhibe un valor que no se registraba desde hace más de un decenio, reportaron las operadoras locales.

La soja con entrega en mayo subía US$ 5,7 hasta US$ 555,8 por tonelada (es decir, 84% más que trece meses atrás, cuando se tocó el piso por el impacto de la pandemia), en una escalada ascendente acentuada desde mediados de la semana pasada.

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) atribuyó la tendencia a “la fortaleza de los mercados al contado, cuando disminuyen los suministros de la vieja cosecha y los problemas meteorológicos amenazan las perspectivas de las cosechas de 2021”.

En ese contexto, el aceite de soja cotizaba a US$ 1.356,4 y la harina a US$ 456,4 por tonelada para mayo, muy por encima de los US$ 680 y los US$ 316, respectivamente, pactados en mayo del año pasado.

Los contratos de maíz anotaban por su parte un ascenso (por cuarta rueda consecutiva) de US$ 2,1 hasta US$ 248,3 la tonelada (108% más que hace casi un año).

La Bolsa de Rosario señaló que el repunte del cereal refleja un panorama similar al que sustenta el aumento de precios de la soja.

El valor del trigo, en tanto, registraba una ganancia de US$ 2,8 hasta US$ 250,1 la tonelada, es decir, 48% más que siete meses y medio atrás, ante “las temperaturas heladas en las llanuras y el Medio Oeste estadounidense”, concluyó la BCR. (Fuente: Télam)