El Ministerio de Agricultura de la Nación dio a conocer la semana pasada una nueva estimación de siembra de maíz, que eleva la superficie prevista a implantar con el cereal a 10,1 millones de hectáreas, un 4,1 por ciento más que en la campaña pasada.

Este cálculo contempla a todos los híbridos sembrados en el país, independientemente de cuál sea su destino: comercial o para autoconsumo como forraje.

En este marco, la Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA) sumó en su reporte semanal el desagregado por provincias. Y de los datos se desprende que Córdoba volverá a ratificar su liderazgo histórico en la producción de este cultivo.

La proyección oficial es que en esta provincia se implanten 3,05 millones de hectáreas, lo que significa un aumento por debajo del promedio nacional, del 1,5 por ciento, frente a las 3,01 millones de hectáreas del ciclo pasado.

De todos modos, se trata de un nuevo récord: la campaña anterior y la que acaba de comenzar son las únicas en la historia en las que se superaría la barrera de las tres millones de hectáreas maiceras.

Es decir, que en Córdoba volverán a sembrarse alrededor del 30 por ciento de los lotes de maíz del país.

Por detrás, Buenos Aires mantendrá el segundo lugar, con 2,74 millones de hectáreas (1,1 por ciento más), Santa Fe crecerá ocho por ciento hasta 1,18 millones de hectáreas; y Entre Ríos, con 483.150 hectáreas (8,4 por ciento más) y La Pampa, con 588.900 hectáreas (igual que en 2020/21), cierran el listado de las principales provincias productoras de maíz.

(Fuente: La Voz)