Según los datos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), durante el fin de semana largo por Semana Santa 1,9 millones de turistas residentes recorrieron más de 100 ciudades de la Argentina • Entre Ríos se posicionó como una de la provincia más elegidas junto a la Costa Argentina, Córdoba y Mendoza • Solo el Jueves Santo ingresaron más de 85 mil turistas

Con una estadía media de 3 días y un gasto diario per cápita de $2000, el fin de semana extra largo dejó ingresos directos por más de 11 mil millones de pesos en las economías regionales y la Ciudad de Buenos Aires, según dio a conocer este domingo la CAME.

A ellos se le agregaron otros 2,3 millones de excursionistas que decidieron trasladarse a ciudades cercanas en busca de ocio, recreación, deportes o encuentros familiares. Se estima que gastaron en promedio $1.150 cada uno, sumando un total de $2.666 millones.

De esta manera, entre turistas y excursionistas, el fin de semana dejó el siguiente saldo: 4,2 millones de personas recorrieron el país entre el jueves 1 de abril y hoy domingo 4, generando un impacto económico directo de $14.066 millones.

De esta forma, la provincia de Entre Ríos se consolidó como uno de los destinos turísticos más elegidos durante este fin de semana junto a la Costa Argentina, Córdoba, Iguazú, Salta, Tucumán y Mendoza.

  • TURISMO EN PANDEMIA

Según los datos de CAME, a diferencia de otras épocas, el argentino se quedó a vacacionar en su país y hubo muy poco turismo internacional por el cierre de fronteras, por lo que la fecha estuvo cerca de recuperar los valores pre-pandemia.

El último fin de semana santo fue en 2019, con 2,1 millones de turistas y 2,6 millones de excursionistas.

  • ENTRE RÍOS

Según el informe dado a conocer este domingo, ingresaron a la provincia más de 85.000 turistas solo durante el Jueves Santo. El Túnel Subfluvial y Brazo Largo fueron los dos pasos con mayor cantidad de ingresos.

Pero la entrada continuó los días siguientes, determinando que la provincia tuviera ocupación casi completa, tanto de hoteles, como de cabañas y apartamentos.

Los destinos con parques termales y playas trabajaron a pleno, con miles de turistas, pero también excursionistas que se acercaron a pasar el día. Las termas más requeridas fueron las de Federación, Villa Elisa, Gualeguaychú, y Concepción del Uruguay, todas con ocupación plena.

En medio de la segunda ola de contagios de coronavirus, el turismo rural fue muy bueno, especialmente para los que buscaron alejarse de las multitudes para minimizar riesgos de contagio. (Fuente: APF)