En el remate del primer lote de soja de la campaña 2020/21, el presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, el gobernador Perotti y el intendente Javkin se alinearon en defensa del biodiesel.

La prórroga de la ley de promoción a los biocombustibles, una industria clave para la provincia de Santa Fe, fue la demanda unánime que plantearon ayer la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), junto a los gobiernos provincial y municipal, a la Nación. Fue en el marco del 33º remate del Primer Lote de Soja de la campaña 2020/21 que, en forma virtual, dio inicio formal a la comercialización de la oleaginosa y fue adquirido por $ 51.500 la tonelada por la cooperativa ACA.

El ministro de Agricultura, Luis Basterra -quien estuvo acompañado por el secretario del área Jorge Solmi- fue el receptor de las demandas del sector agroindustrial, que incluyeron, además, condiciones para el nuevo contrato de concesión de la hidrovía, una reducción de la carga impositiva sobre la producción, cuestionamientos ante un eventual cierre de las exportaciones y la aprobación de una nueva ley de semillas.

“Resultan incomprensibles las demoras legislativas a la prórroga de la de promoción de los biocombustibles que dé tiempo, si es necesario, para la sanción de una nueva norma que potencie los beneficios obtenidos para toda la sociedad y corrija algunas deficiencias”, planteó el presidente de la entidad, Daniel Nasini, quien precisó que la normativa en vigencia, que vence a fin de mes, “permitió establecer una industria de biocombustibles con más de 50 plantas productoras distribuidas en nueve provincias, que en el caso del biodiesel de soja contempló inversiones por más de u$s 2.000 millones fundamentalmente en Santa Fe”.

Respaldando el pedido del sector agroindustrial, pero basados en otros argumentos, como la generación de empleo y la sustentabilidad ambiental, se sumaron al reclamo el gobernador Omar Perotti y también el intendente Pablo Javkin, quien recordó que Rosario dio un paso en la incorporación de biocombustibles en el transporte urbano. “La variabilidad y la incertidumbre de reglas hace que a veces es sea más caro utilizar biocombustible que combustible fósil, pero eso no tiene que pasar”, dijo el mandatario local y aseguró que “hay que animarse a tomar decisiones estratégicas en esta materia, porque esto tiene que ver con el debate de una producción sustentable”.

“Resultan incomprensibles las demoras legislativas a la prórroga de la promoción de los biocombustibles

El tema abrió una nueva tensión al interior del oficialismo, ya que tanto el gobernador santafesino como sus pares de provincias productoras de biocombustibles (bioetanol o biodiesel) se alinearon con las empresas productoras en demanda de una prórroga de la ley enfrentándose a los legisladores del Frente de Todos que proponen discutir otra normativa. “Si ponemos en valor las más de 3 millones de toneladas de capacidad anual que tenemos en Santa Fe (de biocombustibles) estaríamos en 60 mil barriles diarios y seríamos la cuarta provincia productora de combustibles luego de Chubut, Neuquén y Mendoza”, argumentó Perotti para quien no se trata de abrir una grieta sino “aprovechar plenamente” como país los recursos en gas y petróleo, pero también el potencial en combustibles renovables. “La disputa no es si tenemos Vaca Muerta o Vaca Viva, si tenemos las dos vacas vamos a aprovecharlas”, argumentó.

  • POSICIONAMIENTO POR LA HIDROVÍA

Mientras afuera de la Bolsa las organizaciones sociales y políticas y en defensa del ambiente se manifestaron contra el “modelo agroexportador como símbolo de explotación y contaminación”, los referentes políticos tomaron el guante de esa agenda que busca desterrar el aspecto más voraz del capitalismo. En ese marco, Javkin llamó a realizar “un aprovechamiento sustentable de la hidrovía”, otro de los temas centrales en la agenda del remate. “Tenemos que pensar al humedal integralmente, además de la hidrovía”, dijo el intendente tras recordar la afectación de las quemas a la región.

En ese tema, los intereses de la provincia coinciden con los de la Bolsa. Mientras la entidad pretende que la concesión recaiga sobre “una empresa con experiencia” que garantice “mayor profundidad” de la traza y “obras que mejoren la navegabilidad y se adapten a los buques que se usarán en la próxima década” sobre la base de “mantener lo que hasta ahora funcionó”, Perotti busca que “el nuevo concesionario le aporte a la región un rol más activo en la vinculación con las redes de comercio exterior, optimizando logísticas, para llegar con el menor costo a los productores”. Por eso, “lo que teníamos debe ser el piso de la nueva concesión”, indicó. En este punto, el rol del Estado quedará destinado a un órgano de control, que según planteó Nasini, para la Bolsa debe ser “público-privado, autónomo y profesional”.

Políticamente el caso Vicentin marcó un quiebre en el sector. Por eso, Nasini no pudo esquivarlo, pero buscó una forma elegante de desvincular a la institución de los escándalos financieros que involucraron a esa y otras empresas que entraron en default y afectaron a muchos productores. Al inicio de su discurso valoró a las instituciones que operan en la entidad, como la Cámara Arbitral de Cereales, que según dijo “falló en más de 200 demandas arbitrales de empresas que entraron en cesación de pagos lo que posibilitó a productores y comerciantes presentarse en los concursos de acreedores con su crédito verificado”.

Y luego de recordar las complicaciones climáticas que debió enfrentar el productor en la última campaña que redujeron los rindes, valoró “la inversión de u$s 17.700 millones para explotar 38 millones de hectáreas”. En ese marco “el salto de los precios internacionales, superando los u$s 500 para la soja, permitirá parcialmente compensar esas pérdidas por la sequía”.

Con estos vaivenes, el titular de la BCR, consideró “imprescindible” sostener “un diálogo abierto con las autoridades nacionales para reforzar políticas públicas que favorezcan la inversión agroindustrial”. En ese marco, destacó el espacio del Consejo Agroindustrial Argentino del que la entidad participa. Aunque también, pidió “reducir impuestos distorsivos como las retenciones” y además, “evitar medidas que desalienten la producción como eventuales restricciones a las exportaciones”, dijo.

Basterra no buscó la réplica. Valoró la instancia de diálogo, “el compromiso de la Bolsa y los mercados como Matba Rofex para atemperar la incertidumbre natural de la producción”, pero así como su lugar de referencia “para que los precios se fijen de manera ordenada, clara y transparente”, porque “no hay más lugar para quienes quieran especular o soslayar el bien general”.

  • EL LOTE GANADOR

El primer lote de soja de la campaña 2020/21 se vendió en $51.500 la tonelada a la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA). Se trata de la una partida de 28.840 kilos, de variedad Syngenta 5×1, producida en Potrero Norte (Formosa) por el productor Eduardo Tessore.

Intervino como corredor la firma Grassi SA y el mismo llegó el 11 de febrero a la planta de Cofco de Timbúes. Un 25% de lo recibido por el productor a través del remate será donado a la Escuela N° 243 de la localidad formoseña de Potrero Ñandú, cercana al campo donde fue cultivada la oleaginosa. (Fuente: La Capital)26